Primeros síntomas del embarazo - Cómo funciona el proceso de ovulación - Métodos naturales de planificación familiar - Fecundación in vitro

Los primeros síntomas del embarazo sólo pueden observarse algún tiempo después de la concepción. No existe un patrón típico único, ya que cada mujer puede experimentar el embarazo de forma muy diferente. Sin embargo, es posible distinguir ciertos primeros síntomas de embarazo que pueden indicar que se ha producido la concepción.

¿Cuáles son los primeros síntomas del embarazo?

¿Cuáles son los métodos para quedarse embarazada?

El primer signo de embarazo suele ser la ausencia de la regla. Sin embargo, esto no significa necesariamente que esté embarazada, especialmente si el retraso en el sangrado es sólo de unos días; estos retrasos son bastante comunes y pueden estar relacionados con el estrés o la falta de sueño, por ejemplo, más que con el embarazo.

También puede ocurrir que, a pesar de la concepción, la mujer siga teniendo la menstruación durante los tres o cuatro primeros meses de embarazo.

Los primeros signos del embarazo son:

  • náuseas
  • vómitos
  • acidez frecuente

Sin embargo, estas molestias sólo aparecen al cabo de unas semanas y no inmediatamente, por lo que si una mujer se queja de ellas inmediatamente después de la concepción, se denominan síntomas subjetivos del embarazo.

Además, no todas las mujeres se quejan siempre de molestias estomacales en los primeros meses de embarazo, por lo que no es necesariamente un síntoma de embarazo.

Otros indicios de embarazo

Durante los primeros meses, las mujeres también pueden ser especialmente sensibles a los olores. La somnolencia excesiva y la tendencia a cansarse rápidamente son también algunos de los síntomas habituales del embarazo. Las mujeres en las primeras semanas de embarazo también son propensas a sufrir frecuentes cambios de humor, volviéndose más irritables y más fácilmente emocionales.

Cómo se manifiesta el inicio del embarazo

El primer trimestre del embarazo también puede estar asociado a la hinchazón y el dolor de la pechos. El inicio del embarazo también se manifiesta en la decoloración de la piel, sobre todo en los pezones de las mamas, en los labios y en la línea que va desde el ombligo hasta la conjuntiva púbica.

Entre los síntomas más seguros del embarazo se encuentra una temperatura corporal elevada, por supuesto, si no está asociada a un resfriado u otra condición inflamatoria. Una temperatura corporal más elevada se asocia a un aumento de los niveles de progesterona. Sean cuales sean los primeros síntomas de embarazo, hasta que un médico lo confirme con un examen, no se puede estar segura al cien por cien de que una mujer se ha quedado embarazada.

Cómo funciona el proceso de ovulación

Lo que es la ovulación, toda mujer debería saberlo. Se llama ovulación a la liberación de un óvulo maduro. La célula se desarrolla en el ovario en el folículo de Graaf y abandona este lugar cuando está preparada para encontrarse con el esperma.

En qué consiste la ovulación se explica con más detalle todo el proceso hormonal. La liberación del óvulo se produce como resultado de una señal enviada por la glándula pituitaria. Esta señal es transportada por dos hormonas trópicas, la FSH y la LH. La FSH es responsable del correcto desarrollo del óvulo y la hormona LH inicia la liberación del óvulo desde el ovario. Para ayudar en el proceso de ovulación serán Pastillas NovuVita Femina creado específicamente para las mujeres que quieren quedarse embarazadas.

Otra hormona, el estrógeno, es responsable de los niveles correctos de las hormonas FSH y LH. La ovulación es un proceso muy corto. No transcurren más de 24 horas entre la liberación de una célula lista para la fecundación y su muerte. Por lo tanto, una mujer sólo puede quedarse embarazada durante tres o cuatro días al mes. Estos días adicionales no se cuentan como parte del proceso de ovulación, sino que se consideran días fértiles, ya que el esperma que ha entrado en el tracto genital de la mujer unos días antes de la ovulación es capaz de sobrevivir durante varias decenas de horas y esperar hasta que el óvulo maduro aparezca en la trompa de Falopio.

Lea también: NovuVita Vir para hombres.

¿Cómo se calculan los días fértiles de una mujer?

Cómo calcular tus días fértiles

Por lo tanto, al ser conscientes de lo que es la ovulación, podemos predecir con mayor precisión cuándo se producirá. Desde la ovulación hasta el siguiente periodo menstrual pasan unas dos semanas, más o menos dos días. Es la llamada fase lútea y su duración no depende de la duración del ciclo menstrual. Es diferente en el periodo entre la menstruación y la ovulación. En este caso, la duración de esta fase depende de la predisposición individual de la mujer y puede variar debido a factores adicionales, por ejemplo, enfermedades, trastornos hormonales o un estilo de vida poco saludable.

La ovulación es más difícil de predecir en las mujeres que menstrúan de forma muy irregular. En el caso de los ciclos regulares, se puede recurrir a los cálculos del calendario marital o a la observación de las reacciones fisiológicas características de las distintas fases del ciclo. Si no sabes muy bien qué es la ovulación o cómo se puede predecir, lo mejor es que pidas cita con un ginecólogo.

Métodos naturales de planificación familiar

Los métodos de planificación familiar natural se basan casi exclusivamente en la observación de los síntomas fisiológicos que acompañan a las distintas fases del ciclo menstrual de la mujer. Los métodos naturales de planificación familiar se utilizan cuando una mujer quiere quedarse embarazada o cuando quiere prevenir el embarazo.

Métodos naturales de planificación del embarazo

Los métodos de planificación familiar natural suelen recomendarse a todas las parejas que, a pesar de mantener relaciones sexuales con regularidad, no pueden esperar a tener sus propios hijos. Preceden a los métodos farmacológicos o a la fecundación in vitro, y a veces se da el caso de que, mediante el uso de estos métodos, una pareja ha vivido finalmente para ver a su hijo deseado, sin necesidad de tratamientos de fertilidad más invasivos.

La planificación familiar natural es completamente segura para ambos futuros padres y no requiere ningún coste adicional. El único inconveniente del método natural es que hay que dedicarle algo de tiempo propio y seguir sistemáticamente las recomendaciones del médico. El objetivo principal del método de planificación familiar natural es poder determinar cuándo va a ovular una mujer.

En la planificación familiar natural, uno no puede limitarse a los cálculos matemáticos de los días fértiles, porque toda mujer, incluso la que está sana y menstrúa regularmente, puede experimentar alteraciones del ciclo. Los cálculos sólo juegan un papel de apoyo, mientras que lo más importante es observar cuidadosamente cómo reacciona tu propio cuerpo.

Lea también: Estimular la libido femenina.

Los métodos naturales de planificación familiar incluyen:

  • observación del moco cervical
  • examen de la consistencia y posición del cuello uterino
  • medición de la temperatura corporal

Después de unos cuantos ciclos, la mujer ya es capaz de reconocer cuándo se producen sus días fértiles y es para este periodo cuando puede planificar la convivencia con la pareja con la que quiere tener un hijo. La planificación familiar natural también permite detectar más rápidamente las enfermedades de los órganos genitales, porque una mujer que conoce su propia fisiología descubre antes que hay algo que no funciona en su cuerpo.

La desventaja de los métodos naturales de planificación familiar es que el ciclo puede verse afectado por diversos factores externos, como un cambio de clima, una infección, el estrés o mucho cansancio. Los métodos naturales de planificación familiar se confunden a menudo con el calendario matrimonial, pero se trata de dos métodos diferentes, aunque se basan en principios similares.

En la planificación familiar, es importante permanecer tranquilamente satisfecho con el sexo. Lee: cómo fortalecer las erecciones en los hombres.

¿Qué es la fecundación in vitro?

La fecundación in vitro se conoce también como fecundación in vitro. Es decir, la fusión del óvulo y el esperma de la mujer se produce en condiciones de laboratorio.

La fecundación in vitro comenzó a realizarse a finales del siglo XX y es actualmente uno de los tratamientos de fertilidad más populares. Sin embargo, la fecundación in vitro es un proceso médico muy complicado que dura muchos meses y no siempre tiene éxito. A veces el procedimiento se repite varias veces, y en algunos casos no es posible.

¿Cómo es la fecundación in vitro?

Fecundación in vitro

Para llevar a cabo la fecundación in vitro, se recogen los óvulos de la mujer en la clínica. Para aumentar las posibilidades de fecundación, la hipófisis se estimula hormonalmente de antemano, de modo que aparecen de varios a una docena de óvulos en un solo ciclo; en un ciclo natural, sólo madura un óvulo.

Los óvulos debidamente "cultivados" se extraen con una aguja quirúrgica especial. La pareja de la mujer dona su esperma en ese momento, que posteriormente se utilizará para la fecundación. Los óvulos recogidos del cuerpo de la mujer se transfieren inmediatamente a una placa de cultivo y se seleccionan por su estructura y tamaño adecuados. El semen masculino también se somete al correspondiente "procesamiento". Se seleccionan los espermatozoides que destacan por su correcta morfología y por una motilidad suficientemente alta, y si el número de estos espermatozoides es demasiado bajo, se puede repetir la donación de semen, pero sólo al cabo de unos días. Se puede garantizar una mejor calidad del esperma mediante la recomendación pastillas para la erección.

A continuación se produce la fusión de los gametos y su incubación durante las siguientes 24 horas. Si los embriones se han desarrollado, se puede realizar la transferencia, es decir, se colocan los embriones en la cavidad uterina. La transferencia se realiza con un fino catéter y luego sólo queda esperar para ver si el embrión se ha implantado en el útero y el embarazo ha empezado a desarrollarse correctamente. Normalmente se colocan dos o tres embriones en un solo intento, para aumentar las posibilidades de éxito de la fecundación.

Esto no significa automáticamente que dicho embarazo sea múltiple, ya que en muchos casos sólo un embrión consigue sobrevivir. Fecundación in vitro se realiza principalmente cuando una mujer tiene las trompas de Falopio enfermas o no está ovulando, o cuando el esperma de su pareja es de mala calidad.

Deja un comentario